• Alexandra Carrera

No vemos el mundo tal y como es, vemos el mundo que somos

Vemos e interpretamos el mundo a través de un filtro compuesto por todas las ideas y creencias que creamos en nuestra infancia, las vivencias, nuestra percepción del presente y las expectativas del futuro. Este sistema de creencias forma la personalidad y el ego que nos irán acompañando a lo largo de la vida y que vamos moldeando y cambiando con la integración de la experiencia.


Cuando observamos una situación externa que desencadena una reacción emocional en nosotros, estamos viendo algo que choca con nuestro sistema de creencias. Esa reacción emocional nos muestra la herida o conjunto de creencias que necesitan de nuestra atención. Con ello, el universo nos está brindando el aprendizaje que necesitamos para adquirir un mayor nivel de conciencia y conocimiento de nosotros mismos.


Aquellas personas o situaciones que nos remueven emocionalmente en realidad nos están haciendo de espejo y poniéndonos delante aquellos patrones o creencias que necesitamos ver, las lecciones que nuestra alma está pidiendo aprender. Y en cada una de ellas se haya una nueva oportunidad para trabajar en nuestro propio crecimiento y acercarnos cada vez más a nuestra mejor versión.

Cultivar una nueva mirada, entrenar nuestra atención y empezar a enfocarnos en la solución nos permite descubrir algo nuevo en nosotros mismos y encontrar el camino que siempre ha estado allí.



Si bien es cierto que en momentos de crisis aparece la incertidumbre y nos bloqueamos, también lo es que tenemos el poder de cambiar la interpretación que hacemos de las circunstancias y el modo en que éstas nos afectan. En esos momentos de duda y de bloqueo es cuando el acompañamiento de alguien externo como un coach puede ayudarnos a ver objetivamente el trasfondo de la situación para que recobremos nuestros propios recursos.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

©2021 by Alexandra Carrera